Entre las más de veinte obras que se exhiben en el hall de la sala Claudio Arrau del Teatro Municipal, cuatro tienen el sello de la Escuela de Cultura Artística Claudio Arrau León. El profesor de grabado Christian Rodríguez comparte su talento, además de la alumna Carlina Vásquez, con cuatro arpilleras y tres esculturas, y María Virginia Mardones, con un óleo.

El lazo implícito que existe entre esta legendaria agrupación con la Escuela de Cultura Artística se renueva constantemente con actividades que realizan en conjunto. Tal como ha sucedido en los Concursos Tanagra, que año a año tienen entre sus primeros lugares a alumnos y profesores, en esta ocasión rinden homenaje a Violeta Parra en diversos formatos.

Carmen Egaña, presidenta de Tanagra, confiesa que desde hace más de un año surgieron los intereses por rendir tributo a la cantora popular oriunda de Ñuble, sin embargo, la suma de adherentes fue lenta y compleja.

“El tema más recurrente era trabajar para Violeta Parra, por su centenario. Desde el año pasado empezamos a trabajar en esto. Nos llegó al alma este proyecto, porque había mucha gente que desconocía o que no le gustaba el tema de Violeta Parra”.

La artista precisa que éste consiste en un proyecto de artes visuales, que cuenta con interesados de distintas ciudades del país. Esto responde a las características multifacéticas de Violeta.

Precisamente bajo esa premisa, Egaña hace hincapié en los vínculos que sostienen permanentemente con la vertiente de talentos que ocupa el edificio de Arauco 356. “La idea de Tanagra es trabajar siempre con la Escuela de Cultura Artística”, confesó.

Trabajo conjunto

A su vez, el director Juan Pablo Garrido, expuso el enorme orgullo que siente por los logros que consiguen los alumnos del establecimiento. De manera particular por “Tras las huellas de Violeta”, la presencia de un docente y dos alumnas entre las selectas obras de esta muestra, estimula la permanencia de esta disciplina en la ciudad.

“Es una satisfacción enorme que podamos estrechar lazos, no solamente de amistad, sino también técnicos, en cuanto a la mutua cooperación que hacen nuestros artistas para cooperaciones y creación de obras. Lo importante es entender que tenemos que trabajar unidos. Aquí las parcelas o las islas no resultan. El reina aquí no es ninguna institución, sino que es el arte”, declaró.